jueves, 28 de septiembre de 2017

TABERNACULO (I): Propósito

Los capítulos en Éxodo que tratan sobre el Tabernáculo son: caps. 25 al 30 y caps. 36 al 40. Ahora nos toca estudiar la construcción del Tabernáculo, pero en lugar de analizarlo “versículo por versículo”, lo estudiaremos siguiendo el progreso del Tabernáculo, comenzando en la entrada y terminando en el Lugar Santísimo.



PROPÓSITO
Antes de entrar a ver las partes del Tabernáculo, veamos cuál es el propósito del Tabernáculo…

¿Por qué Dios pidió a Moisés que los israelitas construyeran el Tabernáculo? Encontramos la respuesta en el capítulo 25:
(Éxodo 25:8) Y harán un santuario para mí, y habitaré en medio de ellos.

Éste es el deseo de Dios: habitar en medio de Su Pueblo. Desde Génesis hasta Apocalipsis leemos diferentes expresiones de este deseo (Exo. 29.45; 1 Rey. 6:13; Isa. 12:6; Zac. 2:10; Zac. 8:3; 2 Cor. 6:16; Apoc. 21:3), y así comenzó la relación de Dios con el hombre, compartiendo cara a cara en el Jardín del Edén. Pero cuando Adán pecó, el hombre fue separado de Dios. Aún así, el Señor no se dio por vencido con nosotros. Desde ese momento comenzó el proceso de redención y restauración, el cual va a culminar con el reencuentro con Dios cara a cara, después del Milenio mesiánico:
(Apoc. 21:3-5) Y oí una gran voz del cielo que decía: He aquí el tabernáculo de Dios con los hombres, y él morará con ellos; y ellos serán su pueblo, y Dios mismo estará con ellos como su Dios. Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron. Y el que estaba sentado en el trono dijo: He aquí, yo hago nuevas todas las cosas. Y me dijo: Escribe; porque estas palabras son fieles y verdaderas.

La palabra para tabernáculo en hebreo es: Mishkan, que viene de la raíz: “Shakan”, que significa: “habitar”. El nombre mismo refleja el propósito: el deseo de Dios de habitar en medio de Su Pueblo.

El Tabernáculo de Moisés era un santuario temporal, el cual era portátil, óptimo para el viaje por el desierto. Pero cuando llegaran a la Tierra Prometida, los israelitas debían construir un Templo permanente (en hebreo: Mikdash, lit. santuario), siguiendo el mismo formato original, pero no con telas sino con piedra, y mucho más grande.

Por otro lado, debemos señalar que el Tabernáculo no es “una casa para Dios”, porque sabemos que una tienda no puede contener a Dios Todopoderoso, ni siquiera el más majestuoso templo.
(Hechos 7:47-49) Mas Salomón le edificó casa. Si bien el Altísimo no habita en templos hechos de mano; como el profeta dice: El cielo es mi trono, y la tierra es el estrado de mis pies. ¿Qué casa me edificaréis? dice el Señor: ¿O cuál es el lugar de mi reposo?

Leamos lo que dijo el mismo Salomón cuando inauguró el Templo en Jerusalén:
(1 Reyes 8:27-28) Pero ¿es verdad que Dios morará sobre la tierra? He aquí que los cielos, los cielos de los cielos, no te pueden contener; ¿cuánto menos esta casa que yo he edificado? Con todo, tú atenderás a la oración de tu siervo, y a su plegaria, oh Jehová Dios mío, oyendo el clamor y la oración que tu siervo hace hoy delante de ti.

Salomón entendió que el Santuario no puede “contener a Dios”, pero era un lugar de encuentro con el Señor. En un sentido espiritual, representa el camino que el Pueblo debe caminar para conectar con Dios. Cada área y cada pieza trae revelación sobre el plan divino de redención (más adelante veremos lo que cada pieza nos enseña al respecto).

Como nota aclaratoria, debemos mencionar que el Tabernáculo no era un “lugar de reunión o congregación”; no había sillas donde sentarse para oír una enseñanza (como una iglesia o una sinagoga). Aunque todos los israelitas estaban invitados a llegar, y muchos hacían el viaje en familia, al final era una experiencia individual.

Por otro lado, no todos podían entrar hasta adentro: Todos los israelitas podían llegar a la puerta, y pararse delante del Altar de Holocaustos; pero más allá del Altar, sólo podían pasar los levitas. Y luego sólo los sacerdotes (levitas descendientes de Aarón) podían entrar al Lugar Santo; y en cuanto al Lugar Santísimo, sólo el Sumo Sacerdote podía entrar allí una vez al año (en el Día de Expiación, heb. Yom Kipur).

MODELO Y SOMBRA
Otro punto importante que debemos saber acerca del Tabernáculo es que Moisés no se inventó el diseño, sino que Dios le dio las instrucciones. La Biblia dice que Moisés vio el modelo del que existe en el Cielo (Exo. 25:40; Exo. 26:30; Num. 8:4).
(Hechos 7:44) Tuvieron nuestros padres el tabernáculo del testimonio en el desierto, como había ordenado Dios cuando dijo a Moisés que lo hiciese conforme al modelo que había visto.

En Hebreos dice que el Tabernacúlo es sombra de lo que está en el Cielo:
(Hebreos 8:5)  los cuales sirven a lo que es figura y sombra de las cosas celestiales, como se le advirtió a Moisés cuando iba a erigir el tabernáculo, diciéndole: Mira, haz todas las cosas conforme al modelo que se te ha mostrado en el monte.

CASA ESPIRITUAL
El Tabernáculo tiene también una aplicación espiritual. El apóstol Pedro describe a los creyentes como las piedras vivas:
(1 Pedro 2:5) vosotros también, como piedras vivas, sed edificados como casa espiritual y sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios espirituales aceptables a Dios por medio de Jesucristo.

Pablo también dijo que debemos tratar nuestros cuerpos como el Templo de Dios, ya que el Espíritu de Dios mora dentro de cada creyente:
(1 Corintios 3:16)  ¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros?

ÁREAS DEL TABERNÁCULO
El Tabernáculo se puede dividir en dos áreas generales:

1. El Atrio Exterior
Luego de pasar por la puerta, ésta es la primera área que se ve. Se puede considerar como un patio, ya que está dentro del complejo pero está descubierta, sin techo. En esta área se encuentran dos piezas importantes: el Altar de Holocaustos y el Lavatorio.

2. El Santuario  
Esta es la parte del Tabernáculo que está cubierta y cerrada. A esta área sólo podían entrar los sacerdotes.


El Santuario está subdividido en dos secciones:

2a. El Lugar Santo.
El mobiliario que se encontraba en este salón era: el Candelabro, la Mesa de los Panes y el Altar del Incienso.

2b. El Lugar Santísimo
Esta era la parte más íntima del Tabernáculo, y representa el lugar de encuentro con Dios. Allí sólo podia entrar el Sumo Sacerdote, sólo una vez al año. El único mueble que se encontraba en este salón era el Arca del Pacto.

Libros enteros se han escrito acerca del significado del Tabernáculo y cada una de sus piezas, pero en este estudio sólo veremos el panorama general.


Estudios de otros capítulos de este libro: Éxodo
Clase virtual de este libro: Audio de Éxodo
También en Video de YouTube (Canal: Cita Divina):


-->

1 comentario:

  1. buen dia. quiciera saber si tiene las diapositivas de este estudio. de exodo 36-40 ya que las pude ver en youtube y me interesan para una exposicion. le agradeceria mucho su ayuda maestra. mi correo es esparza-joel@hotmail.com

    ResponderEliminar

Son bienvenidos las dudas y comentarios (con el entendido que se hagan con respeto)...