viernes, 11 de agosto de 2017

EXODO 30. Tabernáculo (5): Altar de Oro y Fuente de Bronce


Seguimos con el estudio del Tabernáculo. En este capítulo veremos cómo construyeron dos piezas importantes del mobiliario: el Altar del oro y la Fuente de Bronce…

ALTAR DEL INCIENSO
(Ref. Exo. 37.25-28)
Esta pieza del mobiliario servía como un altar para quemar el incienso en el Lugar Santo. Al igual que las otras piezas en esta área, también estaba cubierta de oro.  
(Éxodo 30:1-5) Harás asimismo un altar para quemar el incienso; de madera de acacia lo harás. Su longitud será de un codo, y su anchura de un codo; será cuadrado, y su altura de dos codos; y sus cuernos serán parte del mismo. Y lo cubrirás de oro puro, su cubierta, sus paredes en derredor y sus cuernos; y le harás en derredor una cornisa de oro. Le harás también dos anillos de oro debajo de su cornisa, a sus dos esquinas a ambos lados suyos, para meter las varas con que será llevado. Harás las varas de madera de acacia, y las cubrirás de oro.

Éste era el último mueble antes de entrar al Lugar Santísimo.
(Éxodo 30:6) Y lo pondrás delante del velo que está junto al arca del testimonio, delante del propiciatorio que está sobre el testimonio, donde me encontraré contigo.

En la Biblia, el incienso representa las oraciones:
(Salmo 141:2) Suba mi oración delante de ti como el incienso, el don de mis manos como la ofrenda de la tarde.
(Apocalipsis 5:8) ...copas de oro llenas de incienso, que son las oraciones de los santos.

Los sacerdotes debían quemar el incienso en el Altar de Oro dos veces al día, todos los días:
(Éxodo 30:7-8) Y Aarón quemará incienso aromático sobre él; cada mañana cuando aliste las lámparas lo quemará. Y cuando Aarón encienda las lámparas al anochecer, quemará el incienso; rito perpetuo delante de Jehová por vuestras generaciones.

Esto representa una vida de continua oración e intercesión.

INCIENSO ESPECIAL
La Biblia señala que no se podía quemar cualquier tipo de incienso en el Altar de Oro, sino sólo la mezcla especial mandada por Dios.
(Éxodo 30:9) No ofreceréis sobre él incienso extraño, ni holocausto, ni ofrenda; ni tampoco derramaréis sobre él libación.

Los ingredientes especiales para el incienso santo están detallados en los siguientes versículos:
(Éxodo 30:34-36) Dijo además Jehová a Moisés: Toma especias aromáticas, estacte y uña aromática y gálbano aromático e incienso puro; de todo en igual peso, y harás de ello el incienso, un perfume según el arte del perfumador, bien mezclado, puro y santo. Y molerás parte de él en polvo fino, y lo pondrás delante del testimonio en el tabernáculo de reunión, donde yo me mostraré a ti. Os será cosa santísima.

La Biblia también señala que este incienso era para uso exclusivo del Tabernáculo.
(Éxodo 30:37-38) Como este incienso que harás, no os haréis otro según su composición; te será cosa sagrada para Jehová. Cualquiera que hiciere otro como este para olerlo, será cortado de entre su pueblo

El aroma de este incienso santo era exclusivo para el Santuario. Cuando un sacerdote servía allí, se le impregnaba ese aroma; y cuando salía al campamento, aunque usara ropas normales, el aroma daba evidencia que él había servido en el santuario.

EN YOM KIPUR
Una vez al año se hacía un rital especial sobre el Altar del Incienso: en el Día de Expiación (heb. Yom Kipur), se derramaba sobre las puntas del Altar la sangre del sacrificio que servía para pedir perdón por los pecados.
(Éxodo 30:10) Y sobre sus cuernos hará Aarón expiación una vez en el año con la sangre del sacrificio por el pecado para expiación; una vez en el año hará expiación sobre él por vuestras generaciones; será muy santo a Jehová.


FUENTE DE BRONCE
La otra pieza importante que se describe en este capítulo es la “Fuente de Bronce”, también conocida como Lavacro o Lavatorio. Era una especie de pila, hecha de bronce, que se llenaba de agua.
(Éxodo 30:17-18) Habló más Jehová a Moisés, diciendo: Harás también una fuente de bronce, con su base de bronce, para lavar; y la colocarás entre el tabernáculo de reunión y el altar, y pondrás en ella agua.

La Biblia no es específica en cuanto a su tamaño. Sólo se sabe que se encontraba entre el Altar de Bronce y el Santuario. Allí era donde los sacerdotes se lavaban sus pies y manos antes de entrar al Santuario o hacer una ofrenda.
(Éxodo 30:19-21) Y de ella se lavarán Aarón y sus hijos las manos y los pies. Cuando entren en el tabernáculo de reunión, se lavarán con agua, para que no mueran; y cuando se acerquen al altar para ministrar, para quemar la ofrenda encendida para Jehová, se lavarán las manos y los pies, para que no mueran. Y lo tendrán por estatuto perpetuo él y su descendencia por sus generaciones.

Mientras más se acercaban al Lugar Santísimo, donde se manifestaba la Presencia de Dios, se requería un mayor nivel de santidad.


ACEITE DE UNCIÓN
Al final de este capítulo, Dios da las instrucciones específicas para la preparación del aceite de unción.
(Éxodo 30:22-25) Habló más Jehová a Moisés, diciendo: Tomarás especias finas: de mirra excelente quinientos siclos, y de canela aromática la mitad, esto es, doscientos cincuenta, de cálamo aromático doscientos cincuenta, de casia quinientos, según el siclo del santuario, y de aceite de olivas un hin. Y harás de ello el aceite de la santa unción; superior ungüento, según el arte del perfumador, será el aceite de la unción santa.

La base del ungüento era aceite de oliva, aromatizado con las siguientes especias: mirra, canela, cálamo y casia, en las medidas especificadas.  

¿Para qué se usaba este aceite especial? Uno de los propósitos del aceite era para ungir todas las piezas del Tabernáculo:
(Éxodo 30:26-29) Con él ungirás el tabernáculo de reunión, el arca del testimonio, la mesa con todos sus utensilios, el candelero con todos sus utensilios, el altar del incienso, el altar del holocausto con todos sus utensilios, y la fuente y su base. Así los consagrarás, y serán cosas santísimas; todo lo que tocare en ellos, será santificado.

El otro propósito del aceite es para ungir a los sacerdotes, cuando fueren consagrados para su ministerio:
(Éxodo 30:30-31) Ungirás también a Aarón y a sus hijos, y los consagrarás para que sean mis sacerdotes. Y hablarás a los hijos de Israel, diciendo: Este será mi aceite de la santa unción por vuestras generaciones.

En caso que a alguien se le ocurriera usarlo para otros propósitos, el Señor advierte que esta receta es santa, apartada para el uso exclusivo de Tabernáculo.
(Éxodo 30:32-33) Sobre carne de hombre no será derramado, ni haréis otro semejante, conforme a su composición; santo es, y por santo lo tendréis vosotros. Cualquiera que compusiere ungüento semejante, y que pusiere de él sobre extraño, será cortado de entre su pueblo.


RESCATE PARA EL CENSO
En este capítulo, el Señor también le habló a Moisés sobre los censos. En términos generales, la Biblia deja claro que a Dios no le agrada que se cuente a la gente. Más bien, ésa es una tendencia del hombre, en su deseo de medir su poder (1 Sam. 24:1-4). Sin embargo, hay ocasiones en que los censos son necesarios (para la guerra y para la reparticion de tierras); y en esos casos el Señor indica cómo se debe contar a Su Pueblo:
(Éxodo 30:11-13) Habló también Jehová a Moisés, diciendo: Cuando tomes el número de los hijos de Israel conforme a la cuenta de ellos, cada uno dará a Jehová el rescate de su persona, cuando los cuentes, para que no haya en ellos mortandad cuando los hayas contado. Esto dará todo aquel que sea contado; medio siclo, conforme al siclo del santuario. El siclo es de veinte geras. La mitad de un siclo será la ofrenda a Jehová.

No todos los sraelitas debían pagar el medio siclo, sino sólo los hombres mayores de veinte años (que son los que van a la guerra, y los que tienen derecho a poseer tierra).
(Éxodo 30:14) Todo el que sea contado, de veinte años arriba, dará la ofrenda a Jehová. Ni el rico aumentará, ni el pobre disminuirá del medio siclo, cuando dieren la ofrenda a Jehová para hacer expiación por vuestras personas.

La razón por la que se menciona en el contexto del Tabernáculo es porque la recaudación del dinero del censo servirá como ofrenda para el funcionamiento del Tabernáculo.
(Éxodo 30:16) Y tomarás de los hijos de Israel el dinero de las expiaciones, y lo darás para el servicio del tabernáculo de reunión; y será por memorial a los hijos de Israel delante de Jehová, para hacer expiación por vuestras personas.


Estudios de otros capítulos de este libro: Éxodo



2 comentarios:

  1. Respuestas
    1. No puedo hablar de las motivaciones de todos, pero bíblicamente hay dos citas relacionadas con ungir con aceite (además de llos reyes y sacerdotes):
      (Santiago 5:14) ¿Está alguno entre vosotros enfermo? Que llame a los ancianos de la iglesia y que ellos oren por él, ungiéndolo con aceite en el nombre del Señor
      (Marcos 6:13) Y echaban fuera muchos demonios, y ungían con aceite a muchos enfermos y los sanaban

      Eliminar

Son bienvenidos las dudas y comentarios (con el entendido que se hagan con respeto)...