viernes, 21 de julio de 2017

EXODO 26. Tabernáculo (3)


Continuamos con la descripción que Dios le dio a Moisés acerca de las piezas del Tabernáculo. Este capítulo se enfoca en los elementos exteriores: las cortinas, las cubiertas y las tablas que sostienen la estructura del Santuario.

Cortinas en el Santuario

CORTINAS DEL LUGAR SANTO (Exo. 26:1-6)
Las cortinas que se describen a continuación son las que separan el Lugar Santo del Lugar Santísimo:
(Éxodo 26:1-5) Harás el tabernáculo de diez cortinas de lino torcido, azul, púrpura y carmesí; y lo harás con querubines de obra primorosa. La longitud de una cortina de veintiocho codos, y la anchura de la misma cortina de cuatro codos; todas las cortinas tendrán una misma medida. Cinco cortinas estarán unidas una con la otra, y las otras cinco cortinas unidas una con la otra. Y harás lazadas de azul en la orilla de la última cortina de la primera unión; lo mismo harás en la orilla de la cortina de la segunda unión. Cincuenta lazadas harás en la primera cortina, y cincuenta lazadas harás en la orilla de la cortina que está en la segunda unión; las lazadas estarán contrapuestas la una a la otra.

Las diez cortinas, aunque tejidas individualmente, al final se unen para formar un velo grueso, cuyo propósito es separar el Lugar Santo del Lugar Santísimo, donde se hace manifiesta la Presencia de Dios sobre el propiciatorio.
(Éxodo 26:6) Harás también cincuenta corchetes de oro, con los cuales enlazarás las cortinas la una con la otra, y se formará un tabernáculo.

Este Velo era la última puerta antes de entrar a la presencia de Dios. Era prohibido pasar detrás el Velo; la única excepción era sólo para el Sumo Sacerdote, quien visitaba el Lugar Santísimo sólo una vez al año—en el Día de Expiación (heb. Yom Kipur). 

Este Velo nos recuerda que estamos separados de Dios, “por cuanto todos hemos pecado y estamos destituidos de la gloria de Dios” (Rom. 3:23). Por eso es muy significativo que, cuando Jesús murió en su Primera Venida, el Velo fue partido (Mat. 27:51).
(Heb. 10:19-22) Así que, hermanos, teniendo libertad para entrar en el Lugar Santísimo por la sangre de Jesucristo, por el camino nuevo y vivo que él nos abrió a través del velo, esto es, de su carne, y teniendo un gran sacerdote sobre la casa de Dios, acerquémonos con corazón sincero, en plena certidumbre de fe, purificados los corazones de mala conciencia, y lavados los cuerpos con agua pura. 

(Romanos 5:1-2) Justificados, pues, por la fe, tenemos paz con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo; por quien también tenemos entrada por la fe a esta gracia en la cual estamos firmes, y nos gloriamos en la esperanza de la gloria de Dios.


CUBIERTAS (Exo. 26:7-14)
A continuación, se describen las cortinas que iban a servir como cubiertas (techo) sobre el Santuario:
Cubiertas sobre el Santuario
(Éxodo 26:7-13) Harás asimismo cortinas de pelo de cabra para una cubierta sobre el tabernáculo; once cortinas harás. La longitud de cada cortina será de treinta codos, y la anchura de cada cortina de cuatro codos; una misma medida tendrán las once cortinas. Y unirás cinco cortinas aparte y las otras seis cortinas aparte; y doblarás la sexta cortina en el frente del tabernáculo. Y harás cincuenta lazadas en la orilla de la cortina, al borde en la unión, y cincuenta lazadas en la orilla de la cortina de la segunda unión. Harás asimismo cincuenta corchetes de bronce, los cuales meterás por las lazadas; y enlazarás las uniones para que se haga una sola cubierta. Y la parte que sobra en las cortinas de la tienda, la mitad de la cortina que sobra, colgará a espaldas del tabernáculo. Y un codo de un lado, y otro codo del otro lado, que sobra a lo largo de las cortinas de la tienda, colgará sobre los lados del tabernáculo a un lado y al otro, para cubrirlo.

Además de las cubiertas de pelo de cabra, también hay otras dos más:
(Éxodo 26:14) Harás también a la tienda una cubierta de pieles de carneros teñidas de rojo, y una cubierta de pieles de tejones encima.

La cubierta roja de carnero representa la sagre del Cordero de Dios, que cubre todo. Y la cubierta de tejón es la última porque sirve como protección impermeable.

TABLAS DE MADERA (Exo. 26:15-29)
La estructura del Santuario está formada con tablas de madera, con bases de plata, descritas a continuación:
(Éxodo 26:15-22) Y harás para el tabernáculo tablas de madera de acacia, que estén derechas. La longitud de cada tabla será de diez codos, y de codo y medio la anchura. Dos espigas tendrá cada tabla, para unirlas una con otra; así harás todas las tablas del tabernáculo. Harás, pues, las tablas del tabernáculo; veinte tablas al lado del mediodía, al sur. Y harás cuarenta basas de plata debajo de las veinte tablas; dos basas debajo de una tabla para sus dos espigas, y dos basas debajo de otra tabla para sus dos espigas. Y al otro lado del tabernáculo, al lado del norte, veinte tablas; y sus cuarenta basas de plata; dos basas debajo de una tabla, y dos basas debajo de otra tabla. Y para el lado posterior del tabernáculo, al occidente, harás seis tablas.

Tablas y cortinas exteriores

Las tablas de las esquinas tenían un soporte extra para sostener la estructura:
(Éxodo 26:23-25) Harás además dos tablas para las esquinas del tabernáculo en los dos ángulos posteriores; las cuales se unirán desde abajo, y asimismo se juntarán por su alto con un gozne; así será con las otras dos; serán para las dos esquinas. De suerte que serán ocho tablas, con sus basas de plata, dieciséis basas; dos basas debajo de una tabla, y dos basas debajo de otra tabla.

Para soportar las tablas verticales, también se debían colocar tablas horizantales:
(Éxodo 26:26-28) Harás también cinco barras de madera de acacia, para las tablas de un lado del tabernáculo, y cinco barras para las tablas del otro lado del tabernáculo, y cinco barras para las tablas del lado posterior del tabernáculo, al occidente. Y la barra de en medio pasará por en medio de las tablas, de un extremo al otro.

Casi todas las piezas del Lugar Santo y Santísimo eran hechas de oro, o cubiertas de ello. Esto incluye también las tablas de la estructura, que eran hechas de madera, pero eran cubiertas de oro.
(Éxodo 26:29) Y cubrirás de oro las tablas, y harás sus anillos de oro para meter por ellos las barras; también cubrirás de oro las barras.

CONFORME AL MODELO
De nuevo, se reafirma la idea de que el Tabernáculo debe hacerse según las instrucciones de Dios, sin apartarse de ninguna de ellas.
(Éxodo 26:30) Y alzarás el tabernáculo conforme al modelo que te fue mostrado en el monte.

VELOS
Además de las cubiertas, también se debía añadir otro velo especial:
(Éxodo 26:31-32) También harás un velo de azul, púrpura, carmesí y lino torcido; será hecho de obra primorosa, con querubines; y lo pondrás sobre cuatro columnas de madera de acacia cubiertas de oro; sus capiteles de oro, sobre basas de plata.


Este velo era la fachada de la cortina que separaba el Lugar Santo del Santísimo.
(Éxodo 26:33) Y pondrás el velo debajo de los corchetes, y meterás allí, del velo adentro, el arca del testimonio; y aquel velo os hará separación entre el lugar santo y el santísimo.

* Detrás del velo (Lugar Santísimo): allí sólo se encontraba una pieza:
(Éxodo 26:34) Pondrás el propiciatorio sobre el arca del testimonio en el lugar santísimo.

* Fuera del velo (Lugar Santo): Allí se encontraban tres piezas:
(Éxodo 26:35) Y pondrás la mesa fuera del velo, y el candelero enfrente de la mesa al lado sur del tabernáculo; y pondrás la mesa al lado del norte.

ENTRADA AL TABERNÁCULO
Los velos sirven como puerta para entrar a las distintas áreas del tabernáculo, y para separarlas. La entrada al Tabernáculo también estaba hecha de una cortina especial:
(Éxodo 26:36) Harás para la puerta del tabernáculo una cortina de azul, púrpura, carmesí y lino torcido, obra de recamador. Y harás para la cortina cinco columnas de madera de acacia, las cuales cubrirás de oro, con sus capiteles de oro; y fundirás cinco basas de bronce para ellas.


Estudios de otros capítulos de este libro: Éxodo


3 comentarios:

  1. Cordial saludo apreciados amigos y hermanos. Gracias doy al cielo por vuestro Ministerio y el celo que os constriñe por llevar la Luz al un mundo que se pierde... Vuestro testimonio registrado está en el cielo, y la esperanza de un Dios amoroso promulgada está en vuestras Notas. Les deseo las mas ricas bendiciones del cielo y que la paz que sobrepasa todo entendimiento sea con vosotros. De mi parte os dejo en amor, fe y esperanza, confiado que no en muy distantes tiempos pueda conocerles de primera mano. Recibid un fraterno abrazo de alguien que os admira y ora por vosotros... Y recuerdad: "Comprobando lo que es agradable a YHWH" (Efesios 5.10)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por sus oraciones y por sus palabras de bendición

      Eliminar
  2. Felicitaciones muy excelente este documento...gracias.

    ResponderEliminar

Son bienvenidos las dudas y comentarios (con el entendido que se hagan con respeto)...