miércoles, 14 de septiembre de 2016

MATEO 24:1-14. SEÑALES DE LOS ÚLTIMOS TIEMPOS

El tema de este capítulo es una extensión del anterior. Al final del capítulo 23 leímos las palabras de lamento que Jesús expresó por la Ciudad Santa:
(Mateo 23:37-38) ¡Jerusalén, Jerusalén, que matas a los profetas, y apedreas a los que te son enviados! ¡Cuántas veces quise juntar a tus hijos, como la gallina junta sus polluelos debajo de las alas, y no quisiste! He aquí vuestra casa os es dejada desierta.


En esta última frase estaba citando al profeta Jeremías:
(Jeremías 22:5)  Mas si no oyereis estas palabras, por mí mismo he jurado, dice Jehová, que esta casa será desierta.

Todo esto Jesús lo dijo ante las multitudes en Jerusalén, probablemente en los patios de Templo o en las gradas que llevan a él. Esta fue la última vez que Jesús entró al Templo. Y como si estuviera despidiéndose, Jesús dijo:
(Mateo 23:39)  Porque os digo que desde ahora no me veréis, hasta que digáis: Bendito el que viene en el nombre del Señor.

Estas fueron las últimas palabras que Jesús habló al público en general. A partir de este momento sólo se dirige a sus discípulos (excepto para contestar las preguntas del Sanedrín).

Da la impresión que los discípulos no entendieron en ese momento la trascendencia de las palabras de Jesús. De hecho, tal vez se quedaron confundidos, porque su reacción fue admirar los edificios del Templo:
(Mateo 24:1) Cuando Jesús salió del templo y se iba, se acercaron sus discípulos para mostrarle los edificios del templo. 

El complejo del Templo había sido agrandado y hermoseado por Herodes el Grande, y era majestuoso. Pero Jesús volvió a profetizar que el Templo sería destruido…
(Mateo 24:2)  Respondiendo él, les dijo: ¿Veis todo esto?  De cierto os digo, que no quedará aquí piedra sobre piedra, que no sea derribada. 

Esta profecía se cumplió al pie de la letra. Cuarenta años después (que equivale a una generación), el ejército romano sitió Jerusalén y la destruyeron. Al Templo le prendieron fuego, quemando todo al punto que aún el oro del Lugar Santo se derritió. Según el historiador Josefo, los soldados romanos levantaron las piedras del suelo para quedarse con parte del oro derretido. Así se cumplió en forma literal las palabras proféticas de Jesús. Lo único que quedó del complejo del Templo fue cierta parte de los cimientos del muro exterior, parte de lo cual se conoce hoy como: “Muro de los lamentos” (heb. Kotel).

REVELACIÓN EN EL MONTE DE LOS OLIVOS
Después de salir del Templo, Jesús y sus discípulos se dirigieron hacia el Monte de los Olivos, que queda al frente de la entrada principal del Templo, hacia el este, cruzando el valle de Cedrón. Allí los discípulos le preguntaron más detalles sobre lo que acontecería en Jerusalén, y sobre el regreso de Jesús (pues para entonces ya sabían que Jesús iba a morir y resucitar).  
(Mateo 24:3) Y estando él sentado en el monte de los Olivos, los discípulos se le acercaron aparte, diciendo: Dinos, ¿cuándo serán estas cosas, y qué señal habrá de tu venida, y del fin del siglo? 

La respuesta de Jesús no apuntó hacia una fecha específica, sino habló de las señales que precederían Su Venida…

SEÑALES DE SU VENIDA

a. Falsos Mesías
(Mateo 24:4-5) Respondiendo Jesús, les dijo: Mirad que nadie os engañe. Porque vendrán muchos en mi nombre, diciendo: Yo soy el Cristo; y a muchos engañarán. 

(Mateo 24:23-26) Entonces, si alguno os dijere: Mirad, aquí está el Cristo, o mirad, allí está, no lo creáis. Porque se levantarán falsos Cristos, y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aun a los escogidos.  Ya os lo he dicho antes.  Así que, si os dijeren: Mirad, está en el desierto, no salgáis; o mirad, está en los aposentos, no lo creáis. 

b. Guerras
(Mateo 24:6-7a) Y oiréis de guerras y rumores de guerras; mirad que no os turbéis, porque es necesario que todo esto acontezca; pero aún no es el fin. Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino…

c. Calamidades
(Mateo 24:7b) …y habrá pestes, y hambres, y terremotos en diferentes lugares. 

(Mateo 24:29)  E inmediatamente después de la tribulación de aquellos días,  el sol se oscurecerá,  y la luna no dará su resplandor,  y las estrellas caerán del cielo,  y las potencias de los cielos serán conmovidas. 

Estas señales tienen doble cumplimiento, porque sucedieron en torno a la destrucción del Templo, pero también son señales que precederán a la segunda venida del Mesías.

PRINCIPIO DE DOLORES
Jesús señaló que las señales arriba mencionadas marcan sólo el inicio de la tribulación que vendrá antes de Su Venida.
(Mateo 24:8)  Y todo esto será principio de dolores. 

La frase “principio de dolores” es una analogía de un alumbramiento. Así como una mujer siente dolores antes del parto, los cuales van en incremento, de la misma manera el mundo sentirá “dolores” antes de la llegada del Mesías. En la tradición judía lo conocen como “los dolores de parto del Mesías”, que será un “tiempo de angustia” antes de la venida del Mesías (Jeremías 30:6-9). Así como una mujer siente dolores que anuncian que el nacimiento de su bebé, de la misma manera el mundo sacudido con señales que apuntan a la venida del Mesías, los cuales se irán intensificando. Varias profecías bíblicas comparan la llegada del Mesías a un nacimiento (Miqueas 5:2-4; Isaías 66:7-11), incluyendo Apocalipsis:
(Apoc. 12:2,5) Y estando encinta, clamaba con dolores de parto, en la angustia del alumbramiento…Y ella dio a luz un hijo varón, que regirá con vara de hierro a todas las naciones; y su hijo fue arrebatado para Dios y para su trono.

Jesús explicó que las guerras, las calamidades y falsos mesías serían sólo el principio…pero luego vendrían otras señales que anuncian su retorno…

OTRAS SEÑALES
d. Persecución a los creyentes
(Mateo 24:9-10) Entonces os entregarán a tribulación, y os matarán, y seréis aborrecidos de todas las gentes por causa de mi nombre. Muchos tropezarán entonces, y se entregarán unos a otros, y unos a otros se aborrecerán. 

e. Engaño
(Mateo 24:11) Y muchos falsos profetas se levantarán, y engañarán a muchos; 

f. Incremento en la maldad
(Mateo 24:12) y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará. 

(Mateo 24:13) Mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo. 

g. Evangelismo global
(Mateo 24:14) Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin. 

Al leer la lista de señales que Jesús dio sobre Su venida, no podemos evitar notar que muchas de estas señales ya están visibles y siendo publicadas en las noticias alrededor del mundo. 

SELLOS DE APOCALIPSIS
Otro dato interesante es que hay un paralelo de las señales que Jesús mencionó con los sellos de Apocalipsis:

SELLO

Apocalipsis
1
Jinete con arco y corona: el anticristo
6:1-2
2
Jinete con espada: guerra
6:3-4
3
Jinete con balanza: escasez
6:5-6
4
Jinete de muerte
6:7-8
5
Persecución de los santos
6:9-11
6
Terremoto y señales en el cielo
6:12-17
7
Silencio en el cielo
8:1


En la próxima entrada hablaremos de la abominación desoladora y la llegada del Mesías, en su segunda venida...


Más estudios de este Evangelio en la pestaña: MATEO
También disponible en audio: AUDIO de MATEO  


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Son bienvenidos las dudas y comentarios (con el entendido que se hagan con respeto)...