viernes, 9 de septiembre de 2016

MATEO 23:1-12. Advertencia sobre los religiosos


Luego del ataque de preguntas capciosas por parte de los fariseos y saduceos, Jesús se voltea hacia sus discípulos y la gente que lo seguía, y aprovecha el momento para expresarles abiertamente su opinión sobre el liderazgo religioso de ese tiempo…

CÁTEDRA DE MOISÉS
Jesús comienza haciendo referencia a una figura de autoridad:
(Mateo 23:1) Entonces habló Jesús a la gente y a sus discípulos, diciendo: En la cátedra de Moisés se sientan los escribas y los fariseos. 

La “cátedra de Moisés”, en tiempos de Jesús, era un asiento especial que se colocaba en las sinagogas, el cual estaba reservado para el maestro (heb. Rabi) que enseñaba la Torá (el Pentateuco).  El nombre viene de la imagen de Moisés sentado juzgando al pueblo, interpretando la Ley de Dios (Exo. 18:13).   

En tiempos de Jesús, los que conocían mejor la Torá eran los fariseos y los escribas; por eso ellos se sentaban en la “cátedra de Moisés”, no sólo para enseñar la Palabra de Dios, sino también para interpretar la Ley para ser aplicada en la vida diaria. Acerca de esto, Jesús dijo:
(Mateo 23:3)  Así que, todo lo que os digan que guardéis, guardadlo y hacedlo; mas no hagáis conforme a sus obras, porque dicen, y no hacen. 

Lo reprensible de los fariseos no era tanto lo que enseñaban sino lo que ellos hacían…o dejaban de hacer.
(Mateo 23:4)  Porque atan cargas pesadas y difíciles de llevar, y las ponen sobre los hombros de los hombres; pero ellos ni con un dedo quieren moverlas. 

Esto va en línea con la hipocresía de los fariseos que Jesús había criticado con anterioridad (Mateo 15:7-9; Mat. 16:1-6; Mat. 6:2,5,16). En teoría, los fariseos decían muchas cosas correctas, pero el problema es que ellos no ponían en práctica los principios de Dios en sus propias vidas—sólo cargaban y condenaban a los demás.

En su crítica, Jesús va a la raíz del problema: buscan impresionar a los hombres, y no quedar bien con Dios.
(Mateo 23:5-7) Antes, hacen todas sus obras para ser vistos por los hombres. Pues ensanchan sus filacterias, y extienden los flecos de sus mantos; y aman los primeros asientos en las cenas, y las primeras sillas en las sinagogas, y las salutaciones en las plazas, y que los hombres los llamen: Rabí, Rabí. 

Las filacterias son unas cajitas que contenían el Shemá (el mandato de amar a Dios y guardar sus mandamientos, tal como está escrito en Deuteronomio 6:4-9). Los judíos se amarran estas cajitas a sus brazos, mientras dicen la oración diaria. Esas cajitas son pequeñas, pero algunos religiosos las hacían extra grandes para que todos los vieran. De forma similar, los judíos colocan flecos (heb. Tzitzit) en sus mantos de oración (heb. Talit), que sirven como recordatorio para cumplir los mandamientos de Dios (Num. 15:38-40). Lo que Jesús critica no son los flecos o las filacterias, sino la hipocresía de los religiosos, cuya intención no es quedar bien con Dios sino buscan el reconocimiento de los hombres.

La crítica fuerte de Jesús hacia los líderes religiosos de su tiempo no es para “hacerles quedar mal” por haberlo rechazado. ¡Nada más lejos de su intención! Más bien, Jesús lo hizo en favor de sus discípulos, para que en su ausencia ellos no reposaran en esos líderes religiosos tan fallidos.
(Mateo 23:8-10) Pero vosotros no queráis que os llamen “Rabí”; porque uno es vuestro Maestro, el Cristo, y todos vosotros sois hermanos. Y no llaméis padre vuestro a nadie en la tierra; porque uno es vuestro Padre, el que está en los cielos.  Ni seáis llamados maestros; porque uno es vuestro Maestro, el Cristo. 

Los fariseos estaban llenos de orgullo, pero Jesús enseñó que un líder debe caracterizarse por su humildad y su espíritu de servicio…
(Mateo 23:11-12)  El que es el mayor de vosotros, sea vuestro siervo. Porque el que se enaltece será humillado, y el que se humilla será enaltecido. 


Más estudios de este Evangelio en la pestaña: MATEO
También disponible en audio: AUDIO de MATEO  


2 comentarios:

Son bienvenidos las dudas y comentarios (con el entendido que se hagan con respeto)...