miércoles, 16 de enero de 2013

GENESIS 23: Sepultura de Sara



Sara murió cuando tenía 127 años.  Pero la Biblia comienza celebrando su vida:
(Gen. 23:1) Y vivió Sara ciento veintisiete años; estos fueron los años de la vida de Sara. 

Sara murió habiendo vivido una vida plena, habiendo disfrutado 37 años con su hijo Isaac.  Ella murió en Hebrón.
(Gen. 23:2)  Y murió Sara en Quiriat-arba, que es Hebrón, en la tierra de Canaán; y Abraham fue a hacer duelo por Sara y a llorar por ella. 




LUGAR PARA SEPULTURA
Siendo extranjero, Abraham no tenía tierras como propiedad; ellos llevaban una vida de nómadas. Pero al morir Sara, Abraham buscó un lugar donde enterrarla. El problema es que legalmente no podía hacerlo. 

Como extranjero, Abraham no tenía el derecho legal de comprar tierra en Canaán.  Sabiendo esto, él decidió apelar a las autoridades de Hebrón. 
Abraham se dirigió a la puerta de la ciudad, donde se trataban todos los asuntos legales y civiles de la comunidad (Gen. 23:10; 23:18).  Allí presentó su caso y apeló.
(Génesis 23:3-4)  Después Abraham se levantó de delante de la difunta, y habló a los hijos de Het, diciendo: (4)  Extranjero y peregrino soy entre vosotros; dadme en propiedad una sepultura entre vosotros, para que pueda sepultar a mi difunta de delante de mí. 

Abraham llevaba años viviendo en la región, y se había ganado el respeto de los locales.  Por eso respondieron positivamente…
(Génesis 23:5-6)  Y los hijos de Het respondieron a Abraham, diciéndole: (6) Óyenos, señor nuestro: eres un príncipe poderoso entre nosotros; sepulta a tu difunta en el mejor de nuestros sepulcros, pues ninguno de nosotros te negará su sepulcro para que sepultes a tu difunta. 

La oferta que le hacían parecía generosa, pero Abraham no quería dejar a Sara el la tumba de alguien más.  El quería una propia, que perteneciera a su familia.   Por ello, les propuso lo siguiente:
(Génesis 23:7-9)  Abraham se levantó e hizo una reverencia al pueblo de aquella tierra, los hijos de Het,  (8)  y habló con ellos, diciendo: Si es vuestra voluntad que yo sepulte a mi difunta de delante de mí, oídme e interceded por mí con Efrón, hijo de Zohar,  (9)  para que me dé la cueva de Macpela que le pertenece, que está al extremo de su campo. Que en presencia de vosotros me la dé por un precio justo en posesión para una sepultura. 

Abraham era un hombre visionario.  El no sólo estaba pensando en un lugar para enterrar a Sara, y cubrir la necesidad inmediata, sino también estaba pensando en él y sus hijos.  Además, Abraham no estaba pidiendo nada regalado; él estaba dispuesto a pagar el precio justo por el terreno.  Él estaba haciendo lo posible por comprar un terreno que se convirtiera en su primera propiedad en la Tierra Prometida. 


NEGOCIACIÓN CON EFRON
El terreno que Abraham estaba solicitando era de Efrón, un líder del pueblo.  Él estaba presente en esa asamblea a la puerta de la ciudad, y respondió de la siguiente manera:
(Génesis 23:10-11)  Efrón estaba sentado entre los hijos de Het; y Efrón hitita respondió a Abraham a oídos de los hijos de Het y de todos los que entraban por la puerta de su ciudad, diciendo: (11)  No, señor mío, escúchame; te doy el campo y te doy la cueva que está en él. A la vista de los hijos de mi pueblo te lo doy; sepulta a tu difunta. 

La oferta de Efrón era generosa: le ofreció a Abraham ese pedazo de tierra sin que él tuviera que pagar nada.

Lo interesante es que Abraham no aceptó la oferta…
(Génesis 23:12-13)  Entonces Abraham se inclinó delante del pueblo de aquella tierra,  (13)  y habló a Efrón a oídos del pueblo de aquella tierra, diciendo: Te ruego que me oigas; te daré el precio del campo; acéptalo de mí, para que pueda sepultar allí a mi difunta. 

¿Por qué razón no aceptó Abraham el terreno como regalo?  Porque él sabía que si no pagaba, no tendría el derecho legal, y le podría ser quitado tan fácilmente como le fue dado.  Además, Abraham hubiera quedado comprometido con Efrón y su familia por tan considerable regalo. 

Abraham fue sabio, y no aceptó un regalo comprometedor.  El estaba dispuesto a pagar el precio justo.

Efrón parecía ser generoso, pero su verdadera intención salió a luz más adelante en la negociación.  Al final, Efrón aceptó a venderle la cueva, pero le puso un precio muy alto. 
(Génesis 23:14-15)  Efrón respondió a Abraham, diciéndole:  (15)  Señor mío, óyeme: una tierra que vale cuatrocientos siclos de plata, ¿qué es eso entre tú y yo? Sepulta, pues, a tu difunta. 

Abraham aceptó la oferta, y pagó 400 siclos de plata por el terreno, lo cual era una suma altísima.  En esos tiempos, el sueldo de un labrador al año era aprox. de 8 a 10 siclos al año.  Por lo tanto, Abraham pagó aproximadamente el equivalente a 40 años de labor de un hombre.
(Génesis 23:16-18)  Y oyó Abraham a Efrón; y Abraham pesó a Efrón la plata que éste había mencionado a oídos de los hijos de Het: cuatrocientos siclos de plata, medida comercial.  (17)  Así el campo de Efrón que está en Macpela, frente a Mamre, el campo y la cueva que hay en él, y todos los árboles en el campo dentro de sus confines, fueron cedidos  (18)  a Abraham en propiedad a la vista de los hijos de Het, delante de todos los que entraban por la puerta de su ciudad. 

Ya habiendo adquirido el terreno, finalmente Abraham pudo sepultar a Sara.
(Génesis 23:19-20)  Después de esto, Abraham sepultó a Sara su mujer en la cueva del campo de Macpela frente a Mamre, esto es, Hebrón, en la tierra de Canaán.  (20)  Y el campo y la cueva que hay en él fueron cedidos a Abraham en posesión para una sepultura, por los hijos de Het.

Es extraño que la Torá dedique tanto espacio a la descripción del lugar de sepultura.  La importancia de esto reside en que éste fue el primer terreno que los patriarcas adquirieron en la Tierra Prometida.

"Tumba de los Patriarcas" (hoy)


HEBRON
Hebrón es una ciudad muy importante en la historia de la Biblia.  Veamos algunos ejemplos:

*  Luego que Abraham regresara de Egipto, Hebrón fue el primer lugar donde se estableció.
(Génesis 13:18)  Entonces Abram mudó su tienda, y vino y habitó en el encinar de Mamre, que está en Hebrón, y edificó allí un altar al SEÑOR.

Allí vivieron los tres patriarcas, Abraham, Isaac y Jacob, en algún punto de sus vidas.
(Génesis 35:27)  Jacob fue a su padre Isaac en Mamre de Quiriat-arba, es decir, Hebrón, donde habían residido Abraham e Isaac.

*  En Hebrón fueron sepultados los tres patriarcas, junto con sus esposas (excepto Raquel).

*  Éste fue el primer pedazo de tierra que Abraham y sus descendientes poseyeron legalmente en la Tierra Prometida.

*  Hebrón fue dada como un regalo especial a Caleb, por haberse mantenido fiel a Dios y por haber liderado la conquista de la Tierra Prometida.
(Josué 14:13-15)  Y Josué lo bendijo, y dio Hebrón por heredad a Caleb, hijo de Jefone.  (14)  Por tanto, Hebrón vino a ser hasta hoy heredad de Caleb, hijo de Jefone cenezeo, porque siguió plenamente al SEÑOR, Dios de Israel.  (15)  Y el nombre de Hebrón antes era Quiriat-arba; pues Arba era el hombre más grande entre los anaceos. Entonces la tierra descansó de la guerra.

*  Hebrón fue una de las ciudades elegidas para ser “ciudad levita”, y también “ciudad de refugio”.
(1 Crónicas 6:54-56)  Y estas son sus moradas, conforme a sus campamentos dentro de sus territorios. A los hijos de Aarón, de las familias de los coatitas (pues a ellos les tocó la suerte primero),  (55)  a ellos les dieron Hebrón, en la tierra de Judá, y sus tierras de pastos alrededor de ella;  (56)  pero dieron los campos de la ciudad y sus aldeas a Caleb, hijo de Jefone.

*  Hebrón fue la primera capital del reinado de David. 
(2 Samuel 2:11)  El tiempo que David reinó en Hebrón sobre la casa de Judá fue siete años y seis meses.

Luego de siete años de reinar desde Hebrón, David trasladó la capital del reino a Jerusalén.
(2 Samuel 5:4-5)  Treinta años tenía David cuando llegó a ser rey, y reinó cuarenta años.  (5)  En Hebrón reinó sobre Judá siete años y seis meses, y en Jerusalén reinó treinta y tres años sobre todo Israel y Judá.



Hoy:
* En la Guerra de los Seis Días, Israel tomó control de Hebrón.  Pero luego los acuerdos de paz (Oslo II), el gobierno de Israel transfirió el control de la ciudad a la Autoridad Palestina.  Las Fuerzas de Defensa de Israel se mantienen presentes sólo para proteger el barrio judío en Hebrón. 





COMPRADA CON PRECIO
Un texto hebreo del siglo III dice (Rabbi Yudan, Bereshit Rabba 79):
“Son tres los lugares que los hebreos compraron con dinero, aunque formaban parte de la promesa divina de tierra al pueblo judío.  ¿Por qué?  Porque un día las naciones van a acusar a los judíos de robar la tierra.  Estos tres sitios están predestinados a ser fuente de contención entre los judíos y las otras naciones.  Pero les podremos responder que nosotros compramos estas tierras con precio justo”. 

Las tres ciudades que se mencionan en el texto son: Hebrón, Jerusalén y la tumba de José en Siquem (Nablus). 

16 comentarios:

  1. Me parece muy bueno conocer más detalles históricos acerca Genesis, eso nos compenetra y hace más vivido el relato de Las Escrituras.

    Gracias hnos sin una bendición.Desde Chile un abrazo en Cristo Jesús.Maranata!!!!

    ResponderEliminar
  2. que imprtante enseñanza, de la legalidad biblica y espritual que tenemos que tener ante Dios y los hombres ya que un dia tendremos que dar cuentas de nuestras adquiciciones,los judios tienen el derecho legal sobre sus tierras ya que lo pagaron , pero si ellos buscan la forma de arreglarlo junto a Dios la paz no debe estar tan lejos

    ResponderEliminar
  3. Porque 400 siclos de plata e1uivalen a 40 años de trabajo? Cual es el fundamento o la fuente? Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. lo investigué hace mucho tiempo--y no tengo actualmente la fuente!

      Eliminar
    2. Comentario del contexto cultural de la Biblia: Antiguo Testamento
      Escrito por Walton,John H. Walton,Chavalas
      Pg. 46

      Eliminar
  4. Aprendi que Dios en su divinidad justa permite a Abraham descansar en su tierra prometida que fue comprado por justicia al vendedor Ebron.

    ResponderEliminar
  5. Excelente comentario. Que bueno que Abraham tuvo la visión de comprar la heredad y la pago no importando el costo.

    ResponderEliminar
  6. Excelente comentario. Que bueno que Abraham tuvo la visión de comprar la heredad y la pago no importando el costo.

    ResponderEliminar
  7. muchas gracias amada por ese estudio maravilloso , yo y mi hija de 14 años estamos estudindo la biblia y estos estudios nos vienem de maravilla . graciaS ! que o Eterno te siga usando te inspirando , te de la grande recompensa por toda esa dedicacion . Shalom!

    ResponderEliminar
  8. Me encantó cómo se amplió el relato de la compra de la propiedad para la sepultura de la familia de Abraham ya que se entiende mejor la historia.

    ResponderEliminar
  9. Gloria a Dios que bendicion muchas Gracias

    ResponderEliminar
  10. Con esta explicación con vases bíblicas tengo todo mucho mejor aclarado!!!. Muchas gracias, por tomar este tiempo y exponer tan detalladamente! este tema que es de todos los días, Dios les bendiga.

    ResponderEliminar
  11. Con esta explicación con vases bíblicas tengo todo mucho mejor aclarado!!!. Muchas gracias, por tomar este tiempo y exponer tan detalladamente! este tema que es de todos los días, Dios les bendiga.

    ResponderEliminar

Son bienvenidos las dudas y comentarios (con el entendido que se hagan con respeto)...