viernes, 15 de junio de 2012

GENESIS 9 & 10: Los Hijos de Noé



Luego del Diluvio, Noé y su familia tuvieron la oportunidad de comenzar de nuevo.  De inmediato, Noé comenzó a trabajar la tierra.
(Génesis 9:20)  Entonces Noé comenzó a labrar la tierra, y plantó una viña.



Seguramente, Noé hizo varios cultivos, pero se hace mención especial de una viña por lo que sucedió a continuación.  Las viñas producen uvas, y de las uvas se saca el vino.  En una ocasión, Noé tomó de más, al punto que se emborrachó.  Él era un hombre justo, pero no era perfecto—nadie lo es (Ecl. 7:20).
(Génesis 9:21)  Y bebió el vino y se embriagó, y se desnudó en medio de su tienda.

La Biblia habla de tomar vino, pero advierte repetidamente en contra de embriagarse (Isa. 28:7; Os. 4:11; Hab. 2:15-16; Gal. 5:21).
(Proverbios 20:1)  El vino es escarnecedor, la bebida fuerte alborotadora, y cualquiera que con ellos se embriaga no es sabio.

(Efesios 5:18)  Y no os embriaguéis con vino, en lo cual hay disolución, sino sed llenos del Espíritu.

El peligro de emborracharse es que lleva a hacer cosas que nunca harían estando sobrios.  Se borran los límites entre lo que es bueno y malo (Lev. 10:9-11).  Esto fue lo que le sucedió a Noé. 
(Génesis 9:21)  Y bebió el vino y se embriagó, y se desnudó en medio de su tienda.

A esta falta se añade otra que podría considerarse más grave, porque fue hecha en estado de sobriedad. 
(Génesis 9:22)  Y Cam, padre de Canaán, vio la desnudez de su padre, y se lo contó a sus dos hermanos que estaban afuera.

Algunos dirán: “¿Qué tiene de malo?  Cam no hizo nada, sino sólo señalar lo que estaba sucediendo”.  Pero la actitud de los otros hermanos nos muestra lo que era correcto hacer en esa situación.
(Génesis 9:23)  Entonces Sem y Jafet tomaron un manto, lo pusieron sobre sus hombros, y caminando hacia atrás cubrieron la desnudez de su padre; y sus rostros estaban vueltos, y no vieron la desnudez de su padre.



En lugar de cubrir a su padre, Cam expuso las faltas de él y su vergüenza.  ¿No es eso lo que muchos hacen cuando critican las faltas de los demás, en lugar de “cubrirlos”?  No se trata de “encubrir”, es decir, esconder la verdad, ya que eso sería complicidad.  Más bien se trata de “cubrir”, es decir, hablar en privado con la persona para darle la oportunidad de arrepentirse y cambiar, y borrar así su falta.

Las consecuencias de la falta de Cam fueron a la medida de su propio pecado.  Así como él avergonzó a su padre, uno de sus hijos lo avergonzaría a él. 
(Génesis 9:24-27)  Cuando Noé despertó de su embriaguez, y supo lo que su hijo menor le había hecho,  (25)  dijo: Maldito sea Canaán; siervo de siervos será para sus hermanos. 

Aunque Cam fue el que cometió la falta, fue su hijo quien recibió la maldición. Según la tradición judía, Canaán fue el primero en ver desnudo a Noé, y se lo avisó a su padre Cam, quien luego lo descubrió ante todos.  Por eso, él fue el objeto de la maldición, pues él tenía la misma tendencia de su padre.

Noé maldijo al hijo de Cam, y por el contrario, bendijo a sus otros hijos por su buena actitud.
(Génesis 9:26)  Dijo también: Bendito sea el SEÑOR, el Dios de Sem; y sea Canaán su siervo.  (27)  Engrandezca Dios a Jafet, y habite en las tiendas de Sem; y sea Canaán su siervo.


En toda la Biblia, y en especial en Génesis, se hace evidente que las acciones de una persona tienen consecuencias no sólo para él, sino para su descendencia…a menos que haya arrepentimiento, o que un descendiente se levante para revertir esa iniquidad a través de una transformación completa.  Este cambio y reversión se conoce en hebreo como Tikun, y hablaremos de ello con mayor profundidad en el futuro. 


GENEALOGÍA DE LOS HIJOS DE NOÉ
Como hemos mencionado, las genealogías son muy importantes en el libro de Génesis.  En el capítulo 10 aparece la genealogía de los hijos de Noé: Sem, Cam y Jafet.  
(Génesis 10:1)  Estas son las generaciones de Sem, Cam y Jafet, hijos de Noé, a quienes les nacieron hijos después del diluvio:

De ellos proviene toda la humanidad; en otras palabras, todo ser humano es “hijo de Noé”.  Según la tradición judía, los descendientes de los hijos de Noé llegaron al número 70, y de ellos provienen las 70 naciones que poblaron el mundo.  
(Génesis 9:18-19)  Y los hijos de Noé que salieron del arca fueron Sem, Cam y Jafet; y Cam fue el padre de Canaán.  (19)  Estos tres fueron los hijos de Noé, y de ellos se pobló toda la tierra.

(Génesis 10:32)  Estas son las familias de los hijos de Noé según sus genealogías, por sus naciones; y de ellos se propagaron las naciones sobre la tierra después del diluvio.


Los hijos de Noé tomaron literalmente el mandato de multiplicarse y llenar la Tierra.  No se quedaron en un solo lugar, sino que cada uno tomó su camino.  Ellos llegaron a poblar las siguientes regiones:
  • Jafet en Europa,
  • Cam en Egipto y las siete naciones de Canáan (10:15-20)
  • Sem en Mesopotamia y Asia.


Esto se sabe porque los lugares donde ellos se asentaron llevan sus nombres (por ejemplo: Misrayin ahora es Egipto, Cus es Etiopía, Tarsis es España, Babel es Irak, etc.)

Pero hubo un hombre que no se conformó con ocupar un solo lugar.  Él quiso tener bajo su dominio varios pueblos y naciones.  Su nombre era Nimrod.

NIMROD
Nimrod era hijo de Cus, primogénito de Cam.  El era un gran cazador; pero no se limitó a atrapar animales, sino que también quiso dominar pueblos. 
(Génesis 10:8-9)  Y Cus engendró a Nimrod, que llegó a ser poderoso en la tierra.  (9)  El fue un poderoso cazador delante del SEÑOR; por tanto se dice: Como Nimrod, poderoso cazador delante del SEÑOR.

Cuando la Biblia dice “delante del Señor”, literalmente significa: Cara a cara con Dios.  Esto puede ser tanto positivo como negativo.  En el caso de Nimrod, él se paró delante de Dios en reto, no humildad ni sumisión. 

A Nimrod no le bastaba ser el señor de una ciudad, sino que quería ser el rey de varios pueblos.
(Génesis 10:10-12)  Y el comienzo de su reino fue Babel, Erec, Acab y Calne, en la tierra de Sinar.  (11)  De aquella tierra salió hacia Asiria y edificó Nínive, Rehobot Ir, Cala,  (12)  y Resén, entre Nínive y Cala; aquella es la gran ciudad.

La capital de su reino fue Babel.  Allí fue donde se construyó una torre en reto a Dios. De esto hablaremos en la siguiente entrada…




5 comentarios:

  1. Que bella pagina he encontrado muy interezante e instructiva,Dios le siga bendiciendo!1

    ResponderEliminar
  2. Dios los bendiga muy buena paguina !! Para aprender de la biblia

    ResponderEliminar
  3. Cualquiera que yaciere con la mujer de su padre, la desnudez de su padre descubrió; ambos han de ser muertos; su sangre será sobre ellos. (Levítico 20:11 RVR1960)

    La desnudez de la mujer de tu padre no descubrirás; es la desnudez de tu padre. (Levítico 18:8 RVR1960

    ResponderEliminar
  4. Bendiciones a lectores porque a mi me llena de bendición escudriñar la santa biblia y el Internet por porque asi llego a estas paginas y verificar misterio de los ante pasados..

    ResponderEliminar