jueves, 26 de diciembre de 2013

GENESIS 40: José en Prisión


José fue enviado a prisión injustamente, por una acusación falsa de la esposa de su amo (Gen. 39:11-20).  El hizo lo correcto, pero lo castigaron injustamente. Ante eso, José pudo haberse amargado, pero no lo hizo.  El supo mantener una buena actitud, a pesar de las circunstancias.   

José era tan buen líder que adondequiera que todos confiaban en él, porque hacía todo con excelencia.  Su padre Jacob confió en José como líder (Gen. 37:13-14), al igual que lo hizo Potifar (Gen. 39:6).  Aún en la cárcel, José comenzó a destacar. 
(Gen. 39:21-23)  Mas el SEÑOR estaba con José y le extendió su misericordia, y le concedió gracia ante los ojos del jefe de la cárcel.  (22)  Y el jefe de la cárcel confió en mano de José a todos los presos que estaban en la cárcel, y de todo lo que allí se hacía él era responsable.  (23)  El jefe de la cárcel no supervisaba nada que estuviera bajo la responsabilidad de José, porque el SEÑOR estaba con él, y todo lo que él emprendía, el SEÑOR lo hacía prosperar.

A pesar de que estaba en la cárcel, el Señor estaba con José.  Dios estaba con José en las buenas y en las malas.  Dios fue bueno con él, no evitándole pasar por pruebas sino permitiendo que pase lo que sea necesario para hacer de él una mejor persona.  Todas las cosas ayudan para bien (Rom. 8:28), y José salió de la cárcel en una posición mucho mejor que la que entró. 

Más adelante en la historia veremos que el mismo rey de Egipto le dará toda su confianza a José, al igual que los demás lo hicieron (Gen. 41:40-44), y lo pondrá en una posición de liderazgo nacional. Pero, ¿cómo llegó José a esa posición tan importante si él estaba en prisión?  Ahora lo veremos…

Estando José en la cárcel, él conoció a personas que habían estado al servicio del rey.
(Gen. 40:1-4)  Después de estas cosas, sucedió que el copero y el panadero del rey de Egipto ofendieron a su señor, el rey de Egipto.  (2)  Y Faraón se enojó contra sus dos oficiales, contra el jefe de los coperos y contra el jefe de los panaderos.  (3)  Y los puso bajo custodia en la casa del capitán de la guardia, en la cárcel, en el mismo lugar donde José estaba preso.  (4)  El capitán de la guardia se los asignó a José, y él les servía; y estuvieron bajo custodia por algún tiempo. 

En lugar de amargarse por la injusticia cometida en su contra, José se dispuso a hacer lo mejor con las circunstancias que se le presentaron.  El no se prestó a vengarse, sino que comenzó a ser útil y a servir.  Una actitud de servicio es una de las principales características de un buen líder.

El jefe de la cárcel puso a cargo de José a los siervos del Faraón, el panadero y el copero real, quienes habían sido encarcelados por sospechas de traición. 
(Gen. 40:5-8)  Entonces el copero y el panadero del rey de Egipto, que estaban encerrados en la cárcel, tuvieron ambos un sueño en una misma noche, cada uno su propio sueño, y cada sueño con su propia interpretación.  (6)  Y José vino a ellos por la mañana y los observó, y he aquí, estaban decaídos.  (7)  Y preguntó a los oficiales de Faraón que estaban con él bajo custodia en casa de su señor: ¿Por qué están vuestros rostros tan tristes hoy?  (8)  Y ellos le respondieron: Hemos tenido un sueño y no hay nadie que lo interprete. Entonces José les dijo: ¿No pertenecen a Dios las interpretaciones? Os ruego que me lo contéis. 

Estando a su cuidado, José se preocupaba por el copero y el panadero.  Por eso les preguntó qué les pasaba cuando los vio decaídos.  Si no se hubiera preocupado por ellos, no le hubieran contado sus sueños, y él no habría tenido la oportunidad de interpretar los sueños, lo cual va a cambiar el destino de José…


SUEÑOS DEL COPERO Y EL PANADERO
A continuación, la Biblia narra los sueños del copero y del panadero:

*  Sueño del copero
(Gen. 40:9-15)  Contó, pues, el jefe de los coperos su sueño a José, y le dijo: En mi sueño, he aquí, había una vid delante de mí,  (10)  y en la vid había tres sarmientos. Y al brotar sus yemas, aparecieron las flores, y sus racimos produjeron uvas maduras.  (11)  Y la copa de Faraón estaba en mi mano; así que tomé las uvas y las exprimí en la copa de Faraón, y puse la copa en la mano de Faraón.  (12)  Entonces José le dijo: Esta es su interpretación: los tres sarmientos son tres días.  (13)  Dentro de tres días Faraón levantará tu cabeza, te restaurará a tu puesto y tú pondrás la copa de Faraón en su mano como acostumbrabas antes cuando eras su copero.  (14)  Sólo te pido que te acuerdes de mí cuando te vaya bien, y te ruego que me hagas el favor de hacer mención de mí a Faraón, y me saques de esta casa.  (15)  Porque la verdad es que yo fui secuestrado de la tierra de los hebreos, y aun aquí no he hecho nada para que me pusieran en el calabozo. 

Aquí vemos que José estaba consciente que sus hermanos no lo habían vendido, sino que los madianitas lo habían secuestrado y vendido.  También se declara inocente del crimen del que se le acusaba.

Así como era inocente José, también lo era el copero del rey. El sueño era profético, y le revelaba que él sería liberado de la cárcel y restituido a su posición.   

Animado por el mensaje positivo del sueño del copero, el panadero se animó a contar su sueño a José para que lo interpretara también…

* Sueño del panadero:
(Gen. 40:16-19)  Cuando el jefe de los panaderos vio que había interpretado favorablemente, dijo a José: Yo también vi en mi sueño, y he aquí, había tres cestas de pan blanco sobre mi cabeza;  (17)  y sobre la cesta de encima había toda clase de manjares hechos por un panadero para Faraón, y las aves los comían de la cesta sobre mi cabeza.  (18)  Entonces José respondió, y dijo: Esta es su interpretación: las tres cestas son tres días;  (19)  dentro de tres días Faraón te quitará la cabeza de sobre ti, te colgará en un árbol y las aves comerán tu carne. 


El sueño del panadero no era positivo como la del copero.  Pero, a pesar de lo negativo del mensaje, José habló la verdad.


Tal como José lo dijo, así sucedió…
(Gen. 40:20-23)  Y sucedió que al tercer día, que era el día del cumpleaños de Faraón, éste hizo un banquete para todos sus siervos, y levantó la cabeza del jefe de los coperos y la cabeza del jefe de los panaderos en medio de sus siervos.  (21)  Y restauró al jefe de los coperos a su cargo de copero y éste puso la copa en manos de Faraón;  (22)  pero ahorcó al jefe de los panaderos, tal como les había interpretado José.  (23)  Mas el jefe de los coperos no se acordó de José, sino que se olvidó de él.

El copero no respondió en favor de José, y la Biblia enfatiza esto haciendo doble mención: (1) “no se acordó”; (2) “se olvidó de él”.
  
Aunque parezca malagradecido de parte del copero, no debemos olvidar que Dios está sobre todo y Él lo permitió.  Tal vez si hubiera sido liberado en ese momento, José  se hubiera regresado a Canaán, en lugar de quedarse en Egipto para cumplir el propósito por el cual había llegado allí.  O tal vez José todavía tenía que aprender algo.  O tal vez no era el tiempo indicado. 

El tiempo de Dios para José llegaría dos años más tarde.  El copero va a acordarse de José por otro sueño, y ese será el tema del siguiente capítulo…

Como veremos, Dios tenía planes más grandes para José que simplemente ser un hombre libre. 



5 comentarios:

  1. Maravilloso! Cada dia se aprende algo nuevo y ediicante en este andar. Vuestro comentario acerca de la conciencia de Jose respecto a que fue secuestrado y no vendido por su familia provee una perspectiva muy diferente del modo en que recibio a sus hermanos, aun cuando luego supiera de la maldad con la que fue tratado. !Vaya manera de Dios tratar coon nuestras debilidades...bendito amor y bendita misericordia en cumplir Su proposito en nuestras vidas!

    ResponderEliminar
  2. Bellos los planes de Dios para nuestras vidas

    ResponderEliminar
  3. ESTOY UN POCO CONFUNDIDO AUNQUE ESTA INTERESANTES SUS ESTUDIO BIEN LA bIBLIA DICE QUE SUS HERMANOS LOS VENDIERON POR 20 PIEZAS DE PLATA.
    27 Venid, y vendámosle a los ismaelitas, y no sea nuestra mano sobre él; porque él es nuestro hermano, nuestra propia carne. Y sus hermanos convinieron con él.

    28 Y cuando pasaban los madianitas mercaderes, sacaron ellos a José de la cisterna, y le trajeron arriba, y le vendieron a los ismaelitas por veinte piezas de plata. Y llevaron a José a Egipto.

    ESPLIQUE ESO PORFAVOR

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo dice xq en Gen.37:28 los madianitas vendieron a José a los ismaelitas y estos a su vez a Potifar Egipto (Gen.39:1) ademas cuando Ruben noto que no estaba "volvió a sus hermanos"a decirles (Gen.37:29-30) adicional a esto Jose reconoce que fue hurtado (Gen.40:15)

      Eliminar
  4. no lo llegaron a vender, sino que querian venderlo

    ResponderEliminar

Son bienvenidos las dudas y comentarios (con el entendido que se hagan con respeto)...